La verdadera fórmula para perder peso sin contar calorías
  1. Bienestar
Restricción calórica moderada

La verdadera fórmula para perder peso sin contar calorías

Una nueva investigación saca a la luz que reducir en la dieta dos aminoácidos, treonina y triptófano, es lo que contribuye a quemar más y adelgazar. Y además protege de la diabetes tipo 2. Alimente habla de ello con un experto

Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

No es la primera vez ni será la última que Alimente dedica su espacio a la restricción calórica. Sabemos que esta herramienta se ha alzado para luchar no solo contra la obesidad, sino también contra el envejecimiento. Así, un estudio llevado a cabo por Victoria Pons Sala y Franchek Drobnic Martínez, del Centre d’Alt Rendiment de Sant Cugat, junto con Antoni Pons Biescas, de la Universitat de les Illes Balears, reconoce que la restricción calórica (RC) “consigue una pérdida de peso considerable”, según recoge la revista 'Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria'.

Sin embargo, desde Australia llega una nueva investigación que desvela la verdadera clave para perder peso: los aminoácidos.

Dos aminoácidos

Concretamente dos de ellos, treonina y triptófano. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU: "Los aminoácidos (un total de 20) son compuestos orgánicos que se combinan para formar proteínas. Los aminoácidos y las proteínas son los pilares fundamentales de la vida. Cuando las proteínas se digieren o se descomponen, los aminoácidos se acaban. El cuerpo humano utiliza aminoácidos para producir proteínas con el fin de ayudar al cuerpo a:

  • Descomponer los alimentos
  • Crecer
  • Reparar tejidos corporales
  • Llevar a cabo muchas otras funciones corporales

Treonina y triptófano

La treonina forma parte del grupo de los aminoácidos esenciales, por lo que, como hemos visto anteriormente, el organismo no es capaz de producirla, sino que debe ingerirse a través de la alimentación. Un consumo que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) recomienda que no supere los 15 miligramos al día. La treonina se obtiene mediante la fermentación de microorganismos o por la hidrólisis de las proteínas. Además, se trata de un aminoácido que puede transformarse en glucosa sanguínea y glucógeno hepático a partir de diferentes vías. Esta capacidad lo convierte en una sustancia de suma importancia para el desempeño del sistema hepático.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El triptófano, por su parte, es esencial para promover la liberación del neurotransmisor serotonina, involucrado en la regulación del sueño y el placer. El nuevo trabajo, publicado en 'Nature Communications', ha proporcionado una nueva comprensión de los roles que juegan estos dos aminoácidos esenciales en la salud metabólica, lo que puede ayudar a los científicos en la lucha contra la obesidad.

Dirigido por el doctor Adam Rose, del departamento de Bioquímica y Biología Molecular, Metabolismo, Diabetes y Obesidad del Instituto de Descubrimiento de Biomedicina (Universidad de Monash, Australia), muestra que al reducir la cantidad de treonina y triptófano en ratones jóvenes sanos, estos pudieron quemar más calorías de las que consumieron, sin apenas requerir una restricción calórica. Manteniéndolos delgados y saludables y sin el efecto secundario de la masa muscular inferior. Una dieta baja en treonina incluso protegió a los ratones con obesidad mórbida y propensos a desarrollar diabetes tipo 2.

Si bien una reducción moderada de las proteínas de la dieta y, por lo tanto, de los aminoácidos esenciales puede mejorar la vitalidad, las dietas desprovistas de este componente pueden enfermar a las personas muy rápidamente y no se recomiendan. Sin embargo, este estudio ha demostrado que una reconsideración de las funciones de estos dos aminoácidos en nutrición justifica una mayor exploración.

La opinión

Como declara Carlos Rodríguez, director de Nutrygente, a Alimente : "Sin entrar en las limitaciones que tiene extrapolar estudios llevados a cabo en ratones a seres humanos, un descenso en la proteína total ingerida puede repercutir en una reducción del peso en el organismo, pero a costa de la masa". Insiste, además, en "que cuando queremos adelgazar, lo que generalmente se busca es disminuir el peso de grasa en el organismo, no de la masa muscular. Muchos centran la atención de las dietas en disminuir el peso total, cuando lo verdaderamente importante está en reducir la cantidad de grasa corporal: el peso total no distingue entre masa muscular, agua o grasa".

Foto: Unsplash/@chanderr.
Foto: Unsplash/@chanderr.

Una buena planificación dietética se diferencia de las demás porque busca "preservar la masa muscular y disminuir la masa grasa, y para ello es importante, además del entrenamiento correspondiente, un aporte suficiente de proteína en la dieta. Dicho esto, sería interesante poder llevar a cabo un estudio similar al que comentamos en humanos para ver qué aminoácidos podrían estar más relacionados con preservar la masa muscular, aunque sería un tanto difícil, ya que es muy complicado encontrar alimentos que solo tengan un tipo de aminoácido concreto", señala el experto.

Componentes dietéticos

"Una vez que comprendamos qué componentes dietéticos particulares son necesarios para los efectos de estas dietas que promueven la salud, podremos diseñar estrategias para imitarlos simulando los efectos sin tener los efectos secundarios negativos", dijo el investigador principal de la nueva investigación.

Lo más destacado del estudio fue un experimento en el que se manipularon genéticamente a los ratones para poder sintetizar el aminoácido esencial treonina, que bloqueó los efectos que promueven la salud de la dieta baja en la misma, y vieron a los ratones aumentar de peso, demostrando que estos dos aminoácidos pueden ser la clave para un nuevo enfoque de dieta.

El Dr. Matthew Piper, coautor de la investigación, agrega: "Estamos encontrando un número cada vez mayor de situaciones en las que los aminoácidos esenciales son moduladores poderosos de la salud y la esperanza de vida. Nuestros hallazgos sobre sus efectos específicos nos brindan ideas interesantes sobre cómo podemos aprovechar sus beneficios para mejorar la salud".

Otro de los coautores, el profesor Stephen Simpson, del Centro Charles Perkins de la Universidad de Sídney, expuso: "Estamos comenzando a comprender lo crítico que es el equilibrio de los aminoácidos en la dieta para controlar el apetito, la salud y el envejecimiento".

Efectos de la restricción calórica

Para que se produzca "una pérdida de peso en el organismo es necesario que exista un balance energético negativo". ¿A qué nos referimos con este balance? A la diferencia existente, según destaca Nutrygente, entre las calorías ingeridas y las gastadas: .

  • Calorías gastadas > ingeridas: se produce una pérdida de peso
  • Calorías gastadas = ingeridas: el peso se mantiene
  • Calorías gastadas < ingeridas: se produce un aumento de peso

Para lograr dicho balance negativo existen multitud de estrategias que influyen a las dos variables presentes en la operación: la ingesta (para disminuirla) y el gasto calórico (para aumentarla). La RC sería una estrategia para disminuir la ingesta de calorías, que bien pautada por un profesional suele ser efectiva, aunque lo ideal es acompañarla con la realización de ejercicio.

Restricción calórica mal pautada

Cuando la restricción no es suficiente: "Muchas veces tendemos a subestimar las calorías que consumimos y no se produce una pérdida de peso, por lo cual la restricción calórica es mínima o directamente no existe (no se logra ese balance energético negativo). Y también si la misma es muy severa: provoca cansancio, rendimiento deportivo bajo, problemas de sueño, cambios de humor… sin contar los problemas que pueden derivar de un aporte de nutrientes insuficiente muy común en dietas muy hipocalóricas".

El director de Nutrygente recalca: "Nuestra recomendación es contactar con un nutricionista que paute una restricción calórica acorde a la persona, sin caer en que esta sea muy leve o muy severa y que tenga consecuencias en nuestra salud".

¿Qué papel juegan?

Los aminoácidos son compuestos que se combinan para formar proteínas. Las dietas hipocalóricas suelen tener un aporte medio/alto de proteínas, ya que tienen beneficios más que interesantes de cara a la pérdida de peso. En primer lugar, un aporte suficiente de proteína junto con un entrenamiento adecuado hará que la pérdida de peso sea mayoritariamente de masa grasa, preservando la masa muscular. Por otra parte, la proteína es un macronutriente saciante, por lo que optar por alimentos ricos en estas hará que pasemos menos hambre y que la dieta sea más fácil de seguir que con otros alimentos.

De todas formas, para que se produzca una pérdida de peso, como hemos mencionado, es indispensable que el balance energético sea negativo, ya que un balance energético positivo (aunque sea solo a base de proteína) hará justo lo contrario, que se aumente la cantidad de peso (en forma de grasa o de músculo si lo acompañamos de un entrenamiento y una dieta específica para ello). Aunque actualmente haya mucha gente que tenga los requerimientos cubiertos, existe una gran cantidad de población que se vería muy beneficiada aumentando la cantidad de proteína en su dieta.

Aspectos como la saciedad y el apetito que acabamos de comentar o la preservación de la masa muscular son aspectos clave que podrían ayudar no solo a controlar el peso, también a paliar consecuencias derivadas del envejecimiento. Una dieta con suficiente proteína se ha relacionado con una mejor salud de huesos, articulaciones y prevención de lesiones, así como una mejor composición corporal.

Existe muchísima gente que toma suplementos proteicos sin necesitarlos y otra mucha que debería aumentar la cantidad de la misma en la dieta. "Nosotros recomendamos que visiten a profesionales que pauten planes nutricionales que cubran los requerimientos de este nutriente en función de cada persona: su edad, objetivo, peso… Cada uno tiene sus requerimientos individuales dependiendo de su situación", determinan desde Nutrygente.

Dieta Obesidad Enfermedades