Esta es la fórmula que te ayudará a empezar a hacer ejercicio
  1. Bienestar
Saltarse comidas

Esta es la fórmula que te ayudará a empezar a hacer ejercicio

Científicos japoneses constatan en ratones que restringir la dieta eleva los niveles de grelina, la hormona del hambre, lo que también aumenta la motivación para hacer deporte

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si aún no has encontrado la forma de empezar a hacer ejercicio pero quieres, la ciencia ha encontrado un nuevo camino: limitar la ingesta. Es bien sabido que el ejercicio en sí mismo tiene varios beneficios en términos de salud y estado físico, así como efectos neuronales y cognitivos, en humanos y animales de laboratorio.

La restricción alimentaria y el ejercicio regular son las dos principales estrategias establecidas para la prevención y el tratamiento de la obesidad, que actualmente se reconoce como una carga grave en todo el mundo. Sin embargo, esta enfermedad a menudo se asocia con la inactividad física y los ritmos de vida alterados, incluidos los atracones y las comidas nocturnas, lo que hace que su tratamiento sea más complicado y la reducción de peso sea menos alcanzable.

"El acceso limitado a la comida aumenta los niveles de grelina, que eleva la motivación para hacer ejercicio"

Aunque el ejercicio se recomienda con el propósito de reducir el peso a través del incremento del gasto de energía, generalmente es difícil para la mayoría de los sujetos obesos adherirse a él durante largos periodos de tiempo. Por lo tanto, es importante explorar los mecanismos para producir la motivación en la población para realizar, y no abandonar, el deporte. Y parece que el Dr. Yuji Tajiri y su equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad Kurume de Japón han dado con una pista clave.

La investigación demuestra que el acceso limitado a la comida en ratones aumenta los niveles de la hormona grelina, que también puede elevar la motivación para hacer ejercicio. El estudio, publicado en 'Journal of Endocrinology', sugiere que un aumento en los niveles de la hormona promotora del apetito, la grelina, después de un período de ayuno llevó a los ratones a iniciar el ejercicio voluntario. Estos nuevos hallazgos indican que un mejor control de la dieta, por ejemplo, limitar la ingesta de alimentos en las comidas o ayunar de forma intermitente, podría ayudar a las personas con sobrepeso a mantener una rutina de ejercicios más efectiva, perder peso y evitar las complicaciones asociadas como la diabetes y las enfermedades cardiacas.

La obesidad es una epidemia mundial de salud costosa y creciente que necesita estrategias de intervención más efectivas para evitar complicaciones graves, como enfermedades cardiacas y diabetes. Solo en España, el 25% tiene sobrepeso y obesidad, y ambos trastornos están aumentando en niños y jóvenes.

Restricción de la dieta

Foto: iStock.
Foto: iStock.

La grelina, a menudo conocida como la 'hormona del hambre', estimula el apetito a través de acciones en los circuitos de recompensa del cerebro que aumentan la motivación para comer. También se sabe que es esencial para el ejercicio de resistencia al aumentar el metabolismo para satisfacer las demandas de energía del ejercicio prolongado. Aunque estudios previos han sugerido una relación entre la grelina y el ejercicio, no se sabe si los niveles de grelina tienen un efecto directo sobre la motivación para hacer deporte

En este estudio, el Dr. Yuji Tajiri y su equipo investigaron la relación entre el ejercicio y los niveles de grelina en ratones. La ingesta de alimentos y la actividad de las ruedas se compararon en ratones a los que se les dio acceso gratuito a los alimentos y aquellos alimentados solo dos veces al día durante un tiempo limitado.

Aunque ambos grupos comieron una cantidad similar de alimentos, los ratones restringidos corrieron significativamente más. Los ratones genéticamente alterados para no tener grelina que siguieron la dieta de alimentación restringida corrieron menos que los ratones que tuvieron acceso libre; sin embargo, esto podría revertirse administrando grelina. Además, los roedores a los que se les dio acceso gratuito a los alimentos y a la grelina también corrieron significativamente más. Estos hallazgos sugieren que la hormona puede desempeñar un papel importante en la motivación tanto para la alimentación como para el ejercicio, en respuesta a los planes de dieta limitada.

Pasar hambre

El Dr. Tajiri comenta: "Nuestros hallazgos sugieren que el hambre, que promueve la producción de grelina, también puede estar involucrada en aumentar la motivación para el ejercicio voluntario, cuando la alimentación es limitada. Por lo tanto, mantener una rutina de alimentación saludable, con comidas regulares o ayuno, también podría alentar la motivación para hacer deporte en personas con sobrepeso".

Advierte, sin embargo, que los "resultados se basan en estudios en animales. Se necesita mucho más trabajo para confirmar que esta respuesta a la grelina también está presente en las personas. Si se puede establecer en la práctica clínica, no solo abre una nueva dieta rentable y estrategias de ejercicio, pero también pueden indicar una nueva aplicación terapéutica para medicamentos que imitan la grelina ".

El Dr. Tajiri y su equipo ahora planean llevar a cabo más experimentos para confirmar estos hallazgos en humanos, para caracterizar aún más cómo la grelina actúa en el cerebro para producir motivación para comer o hacer ejercicio y explorar cualquier beneficio clínico potencial en el mundo real para el tratamiento y prevención de la obesidad.

Dieta Obesidad
El redactor recomienda