Las 6 comidas que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad
  1. Gastronomía y cocina
TODO UN honor

Las 6 comidas que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad

A pesar de lo que muchos creen, la UNESCO no solo otorga este célebre reconocimiento a monumentos o ciudades históricas, también a esas fórmulas gastronómicas que se mantienen pese al paso del tiempo

Foto: Kimchi coreano
Kimchi coreano

Este título conferido por la UNESCO comenzó su célebre andadura en la década de 1970, con el objetivo de catalogar, preservar y dar a conocer la importancia cultural e histórica de lugares o monumentos específicos de nuestro planeta. Las Islas Galápagos, las pirámides de Guiza, el Parque Nacional de Los Glaciares en Argentina, el santuario histórico de Machu Pichu o la Catedral de San Basilio en Moscú son solo algunos de los afortunados.

Tal fue su repercusión que en 1990 surgió un concepto paralelo: el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Este, tal y como describe la propia organización, es “el conjunto de creaciones basadas en la tradición de una comunidad cultural expresada por un grupo”. Una definición en la que entran ámbitos tan dispares como la literatura, la música, el deporte y, por supuesto, las tradiciones culinarias. ¿Qué recetas, alimentos y culturas gastronómicas ostentan actualmente dicho reconocimiento?

Pizza napolitana

placeholder iStock
iStock

Este plato típico de la cocina italiana ha sido el último en entrar en este exclusivo grupo. El Comité del Patrimonio Mundial del organismo cultural de la ONU por fin dio el visto bueno a una candidatura que llevaba en alza desde el año 2009, cuando los propios napolitanos comenzaron una recogida de firmas masiva para apoyar el proyecto. Este sorprende por la tardanza de su confirmación, recordemos que las primeras referencias conservadas sobre la pizza napolitana datan del año 1715. En aquella época, la receta constaba de una masa de pan, cubierta de una salsa hecha a base de tomate, ajo, orégano y aceite de oliva. Una combinación a la que después se unieron la mozzarella y la albahaca, dando lugar a la pizza margarita que hoy todos conocemos.

Sin embargo, no solo debemos tener en cuenta su increíble trayectoria, sino también la popularidad de la que todavía goza. Más de 192 millones de pizzas se elaboran cada mes o, lo que es lo mismo, 2.300 millones de pizzas al año, lo que genera más de 12.000 millones de euros, según datos de la Confederación Nacional del Artesano y la Pequeña y Mediana Empresa. Observando detenidamente todos estos logros, nadie duda que la pizza napolitana ha conseguido este título por méritos propios. ¡Enhorabuena!

Kimchi coreano

Esta receta típica de Corea del Norte ha alcanzado en los últimos años una popularidad inusitada, sin embargo, su origen se remonta siglos atrás. En términos generales, se trata de un plato que utiliza la técnica de la fermentación con vegetales tan variados como el pepino, la col china y el nabo, a los que también se añaden sal, salsa de ajo, jengibre o chiles. A pesar de que su aspecto no resulta nada apetecible, el kimchi es considerado uno de los alimentos más saludables del planeta y se consume como guarnición en platos donde el arroz es el principal protagonista. Entre sus beneficios destacan su escaso aporte calórico y la inmensa cantidad de fibra y vitaminas que incluye en su composición. ¿Qué más se puede pedir?

Café turco

placeholder iStock
iStock

A pesar de su nombre, esta bebida de Oriente Medio poco tiene que ver con el café que en España tomamos todas las mañanas. Su preparación se basa en un tipo muy concreto de café, llamado arábigo molido, que presenta una consistencia similar a la de la harina. Para elaborarlo se requieren una serie de herramientas que dejan en evidencia los siglos de tradición que tiene a sus espaldas: un pote para hervir, conocido como cezve, una cucharilla y un aparato para calentar. Mientras que los ingredientes se limitan al café molido, un poco de agua fría y azúcar. Luego, se bebe es una taza de tamaño pequeño, similar a las del espresso italiano o el sake japonés, y se acompaña con una delicia turca.

Pan de jengibre

El ejemplo perfecto de que no solo las recetas más elaboradas forman parte de este grupo. El pan de jengibre lidera la gastronomía croata desde el siglo X y desde entonces es un dulce habitual en las celebraciones navideñas de todo el mundo. El responsable de este suculento manjar fue el monje armenio Gregorio de Nicópolis, quien enseñó a sus compañeros sacerdotes franceses a hornearlo, inaugurando así una tradición que todavía sigue vigente.

Washoku

placeholder iStock
iStock

O lo que es lo mismo, la cocina japonesa tradicional. Esta pertenece a la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde 2014. ¿El motivo? Su “espíritu esencial de respeto hacia la naturaleza que está muy relacionado con el uso sostenible de los recursos naturales", según las palabras de la UNESCO. Como muchos ya sabréis, debido a la creciente popularidad que ha experimentado en nuestro país, esta se basa en ingredientes tan naturales y saludables como el arroz, el pescado, los vegetales o las plantas silvestres comestibles, todos ellos con un significado simbólico que justifica su consumo. Entre las recetas más destacadas encontramos las setas shiitake, el alga konbu, el ichijû sansai o caldo con base de bonito y los unami.

Dieta mediterránea

Y acabamos este recorrido culinario con una cocina que todo español conoce a rajatabla: la dieta mediterránea. Grecia, Chipre, Croacia, Portugal, Italia, Marruecos y, por supuesto, España son algunos de los países que disfrutan de sus virtudes y que lideran ese sentimiento de comunión que ha cautivado a la UNESCO. “Comer juntos es la base de la identidad cultural de las comunidades a lo largo de la cuenca mediterránea”, de esta forma justificó la organización su decisión de otorgarle el título. Aclamada por ingredientes tan saludables como el aceite de oliva, el pescado fresco, la fruta de temporada, los quesos caseros o los cereales.

Junto a estas culturas y recetas gastronómicas, la UNESCO ha premiado también a lo largo de la historia a la comida mexicana al estilo de Michoacán, el pan lavash de Armenia, el lentisco de Chios o la comida gastronómica de Francia. ¿A qué esperas para probarlos?

El redactor recomienda