La tradición manda y nos encanta que así sea si de comer rico se trata. Es el caso del roscón de Reyes, que cada año cuando se acerca el día 5 de enero consigue que se nos haga la boca agua simplemente al reconocer su aroma desde el horno de las panaderías y pastelerías. Su origen conocido se remonta al siglo II a.C., por lo que en un principio nada tuvo que ver con la tradición cristiana, sino más bien con 'las saturnales', una fiesta pagana en honor a Saturno, un dios de la agricultura en la mitología romana, que se celebraba al terminar los trabajos en el campo. Entonces se preparaba una torta dulce con higos y miel, que más adelante se trasladó a las costumbres cristianas, fue variando sus ingredientes y se arraigó con el paso de los siglos especialmente en la cultura popular francesa y en la española.

A día de hoy, raro es el establecimiento dedicado a la repostería que no ofrezca su roscón, dulce que se realiza con leche, harina, levadura, huevos, mantequilla y agua de azahar, además de azúcar, frutas y almendra. Pero merece la pena apostar por los mejores, los artesanos, y dejar de lado los industriales. En los siguientes establecimientos de Madrid los preparan con mimo y con ingredientes de calidad, por eso el boca a boca funciona y nadie quiere perdérselos. Solos, con nata, trufa o crema, y acompañados de un buen chocolate caliente, nada puede fallar la noche de Reyes.

El horno de Babette

Roscón de El horno de Babette
Roscón de El horno de Babette

Masa madre, una fermentación de al menos 18 horas, piel de limones y naranjas ecológicas ralladas a mano... Son algunas de las claves de este roscón, que además utiliza en su elaboración aceite de oliva virgen extra para nutrir la miga y ayudarla a mantenerla tierna más tiempo, y agua de azahar Luca de Tena. Como decoración, azucarillo en forma de nieve y gajos de naranja confitados en el mismo obrador. Precio: 19,50 € el roscón de medio kilo. En C/ Joaquín Lorenzo, 4.

Levadura madre

Roscón de Levadura Madre
Roscón de Levadura Madre

El panadero artesano Moncho López está a cargo de esta firma, con catorce locales en la capital. Comenta que "no escatimamos en producto y las piezas tienen bastante fruta y almendra. Lo que realmente cuesta son las 10-12 horas de la persona que está trabajando en el roscón". Para los rellenos utilizan nata del 38% de materia grasa montada con 150 g de azúcar glass por kilo. La colocan en el roscón ya frío para que no baje la nata y se vende así, recién hecho. Precio: 22,95 €; con relleno, 34,90 €.

Pan.Delirio

Roscones en Pan.Delirio
Roscones en Pan.Delirio

Este obrador artesanal, dirigido por los dos Javier Cocheteux (padre e hijo), se ha ganado un nombre en el barrio de Salamanca, a pesar de ser relativamente nuevo, ya que lleva poco más de un año abierto. Como señalan sus fundadores, por el roscón empezó todo y se animaron a compartir su receta con un público mayor del de sus familiares y amigos: "Se elabora tal como se hacía hace 60 años, con las mejores materias primas y mediante un proceso natural, sin conservantes y sin modernos aditivos". Realizan envíos diarios y podemos tenerlo en casa en menos de 24 horas. Precio: 20 € el roscón de medio kilo. En Juan Bravo, 21.

La Duquesita

Roscón de La Duquesita
Roscón de La Duquesita

Este establecimiento presente en Madrid desde 1914 está ganando numerosos adeptos en estas últimas temporadas, gracias a Oriol Balaguer, pastelero catalán con innumerables premios a sus espaldas y a cargo de él desde 2015. Su roscón se realiza al más puro estilo tradicional, con un brioche fino y delicado y un sabor a ralladura de naranja. Está a la venta tanto solo como relleno de nata o de crema y su decoración es muy clásica: azúcar, láminas de almendra tostada y frutas confitadas. Precio: 56 € el kilo. En C/ Fernando VI, 2.

Moulin Chocolat

Roscón de Moulin Chocolat
Roscón de Moulin Chocolat

Un jurado experto en pastelería y gastronomía, presidido por el maestro Paco Torreblanca, acaba de premiar a este roscón como el mejor de Madrid este año. Para otorgarle tal reconocimiento ha destacado su miga esponjosa y elástica (fruto de una fermentación lenta) y sus ingredientes de calidad, entre ellos el agua de azahar destilada de la firma sevillana Luca de Tena. En su decoración, azúcar y almendra picada. Ya no admiten encargos para Reyes, pero en el obrador, a cargo de Ricardo Vélez, tienen una venta directa diaria y sus roscones estarán disponibles durante todo el mes de enero. Precio: 46 € el kilo. En C/ Alcalá, 77.

Mama Framboise

Roscón de chocolate de Mamá Framboise
Roscón de chocolate de Mamá Framboise

Más allá del roscón clásico, que lo tienen, en esta pastelería del barrio de Las Salesas, ofrecen cuatro variedades más, a cual más singular y apetecible a los ojos. Roscón de chocolate (relleno de ganache montada de chocolate, con núcleos de cremoso de chocolate y una decoración de placas de chocolate negro), de frambuesa (relleno de chantilly de frambuesas frescas y decorado con núcleos de gelée de frambuesa y frutas naturales), de chantilly (relleno de chantilly y decorado con azúcar moreno de caña y núcleos de panna cotta) y 'Jengi' (relleno de ganache montada de caramelo y galleta 'speculoos' y decorado con núcleos de cremoso de muñeco de jengibre y un muñeco de jengibre gigante). Precio: el roscón tradicional, 30 € y las especialidades, 35 €. En C/ Fernando VI, 23.

Cientotreinta º

Roscón de Cientotreintaº
Roscón de Cientotreintaº

Este obrador, que también es cafetería, lo dirigen los hermanos italianos Alberto y Guido Miragoli y sus roscones tienen muchos secretos que nos revelan: utilizan para su elaboración mantequilla francesa Pamplie, agua de azahar Luca de Tena de Sevilla y unos huevos camperos de Segovia que compran al pollero del vecino mercado de Vallehermoso. Además, como nos cuenta Alberto, "confitamos las naranjas, ecológicas, con mucho cariño, para la decoración del roscón". Tienen un relleno también especial, realizado con crema diplomat (50% crema pastelera y 50% nata montada) y si lo queremos se vende aparte, para que lo rellenemos en el momento de servirlo y al gusto. Precio: 1/4 Kg, 15 €; medio kilo, 27 €; 1 Kg, 40 €. En C/ Fernando el Católico, 17.

La Mallorquina

Roscón de La Mallorquina
Roscón de La Mallorquina

Clásico entre los clásicos, este establecimiento empieza a realizar roscones de Reyes desde mucho antes de que comiencen las Navidades. Bajo su céntrica pastelería se ubica el obrador, en el que a diario un equipo de 20 reposteros trabajan con ingredientes naturales y frescos y presumen de huir de congelados, por lo que los roscones que allí se adquieren salen a la venta siempre recientes. Estos son tradicionales y decorados con azúcar y frutas confitadas, y tienen su versión con relleno de nata. Precio: roscón de medio kilo, 13 €; con nata, 25 €. En Puerta del Sol, 8.

Isabel Maestre

Roscón de Isabel Maestre
Roscón de Isabel Maestre

Sus roscones, bien conocidos en Madrid, se hornean en el obrador el mismo día que se venden. En su elaboración utilizan materias primas de calidad, entre ellas el agua de azahar Luca de Tena. Su decoración es tradicional y característica de Maestre, y consta de naranja confitada, almendra tostada y azúcar granulada. Está a la venta solo o con distintos rellenos y sirven a domicilio, además de en el espacio Isabel Maestre de El Corte Inglés de la calle Serrano, 47. Precio: desde 39,95 €.