La ciencia desvela la extraña relación entre obesidad y caída del pelo
  1. Bienestar
El mal de las grasas

La ciencia desvela la extraña relación entre obesidad y caída del pelo

Diabetes, enfermedad cardiaca... Ahora llega una nueva investigación que documenta la relación entre el consumo de grasas y el exceso de peso con el adelgazamiento del cabello y la alopecia. Hablamos con un experto

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

'En cien años todos calvos'. El refranero español alude así al paso del tiempo en el que ya habremos muerto y nuestra cabeza se reducirá a una calavera; por tanto, estaremos libres de las miserias de esta vida.

A quién no le obsesiona la caída de cabello. Precisamente fue esta preocupación la que llevó a Julio César a pedir al Senado que le dejase llevar la corona de laurel de forma permanente, no solo para los juegos olímpicos, y poder así ocultar su calvicie.

El cepillo, el peine, el lavabo e incluso la ropa no mienten. La pérdida de pelo deja rastro. La alopecia es la caída anormal del cabello y lo más frecuente es que se produzca en la cabeza, pero puede afectar también a cejas, pestañas, barba, axilas y hasta a la zona genital.

Foto: Foto: CDI. Opinión

Como aclara a El Confidencial el Dr. Ricardo Ruiz, fundador y director de la Clínica Dermatológica Internacional, “la alopecia masculina afecta al 50% de los hombres de entre 18 y 40 años y al 90% de los mayores de 70 años. En el caso de las mujeres, esta pérdida hormonal afecta al 30% de las mismas. El pelo es un elemento fundamental en la estética y autoestima de una persona, por lo que la falta del mismo puede influir mucho en la calidad de vida”. Existen varios tipos:

  • Alopecia androgenética o calvicie común: la más frecuente.
  • Alopecia difusa: puede deberse a enfermedades infecciosas, alteraciones de la glándula tiroides, alteraciones hormonales, anemias, carencia de hierro, déficit de zinc, medicamentos, partos, estrés, etc.
  • Alopecia areata: se la denomina también con el nombre de pelada. La causa no se conoce con precisión, pero se ha relacionado su origen con la existencia de enfermedades autoinmunes, así como con estrés y ansiedad.
  • Alopecia cicatricial: producida por enfermedades de la piel, traumatismos, quemaduras, etc.

Recuerda el Dr. Ruiz que “no todas tienen causa hormonal. Como se menciona anteriormente, las hay por estrés, por enfermedades internas como el lupus o el liquen, por falta de hierro, por causas autoinmunes como la alopecia areata, por efluvio telógeno; es decir, que todos los pelos se ponen en ciclo de caída o telogén, como ocurre después del parto o después de padecer covid-19”.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Pero ahora llega un nuevo estudio, publicado en 'Nature', que señala a la obesidad como otro ‘ladrón’ del cabello.

Más allá de la obesidad

Es bien sabido que las enfermedades cardiacas, la diabetes y otras dolencias son extremadamente comunes en las personas obesas. Sin embargo, no está del todo claro cómo los órganos del cuerpo se deterioran y pierden funcionalidad específicamente debido a la obesidad crónica. En el ensayo, un grupo de investigadores de la Universidad Médica y Dental de Tokio (TMDU) utilizó experimentos con modelos de ratones para examinar cómo una dieta alta en grasas o la obesidad inducida genéticamente pueden afectar a la pérdida y el adelgazamiento del cabello. Los autores encontraron que el exceso de peso puede conducir al agotamiento de las células madre del folículo piloso (HFSC, por sus siglas en inglés) a través de la inducción de ciertas señales inflamatorias, bloqueando la regeneración del folículo piloso y, en última instancia, resultando en la pérdida de estos.

"No era muy conocida la relación entre obesidad y alopecia, por lo que este estudio es muy revelador", Dr. Ricardo Ruiz

Normalmente, las HFSC se renuevan automáticamente en cada ciclo de folículos pilosos. Esto es parte del proceso que permite que nuestro cabello vuelva a crecer continuamente. A medida que los humanos envejecen, las HFSC no se recuperan, lo que genera menos y, por lo tanto, adelgazamiento del cabello. Aunque las personas con sobrepeso tienen un mayor riesgo de alopecia androgénica, se desconoce en gran medida si la obesidad acelera el adelgazamiento del cabello, cómo y los mecanismos moleculares. El grupo de TMDU tuvo como objetivo abordar esas preguntas e identificó algunos de los mecanismos.

Folículos pilosos

"La alimentación con una dieta alta en grasas acelera el adelgazamiento del cabello al agotar las HFSC que reponen las células maduras que hacen crecer el cabello, especialmente en ratones viejos", dice el autor principal del estudio, Hironobu Morinaga. "Comparamos la expresión génica en HFSC entre ratones alimentados con alta dieta en grasa y los que siguieron una normal y rastreamos el destino de esas células madre después de su activación". Descubrimos que esas HFSC en ratones obesos alimentados con grasa cambian su destino en los corneocitos de la superficie de la piel o sebocitos que segregan sebo tras su activación. Esos roedores muestran una pérdida de cabello más rápida y folículos pilosos más pequeños junto con el agotamiento de las HFSC", apostilla.

Incluso con la dieta alta en grasas en cuatro días consecutivos, las HFSC muestran un mayor estrés oxidativo y los signos de diferenciación epidérmica.

Además, "la expresión génica en las células de los ratones alimentados con alto contenido de grasa indicó la activación de la señalización de citocinas inflamatorias dentro de las mismas", describe Emi K. Nishimura, coautor de la investigación.

La dieta

Este estudio proporciona información nueva e interesante sobre los cambios específicos del destino celular y la disfunción tisular que pueden ocurrir después de una dieta alta en grasas u obesidad inducida genéticamente, y puede abrir la puerta para la prevención y el tratamiento futuros del adelgazamiento del cabello.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Recuerda el Dr. Ruiz que "no era muy conocida la relación entre obesidad y alopecia, por lo que este estudio es muy revelador. Hay que tener en cuenta que se ha realizado en ratones. Falta por demostrar una relación en humanos, pero es un estudio muy interesante. Los investigadores dan una dieta rica en grasa a ratones, y observan que en estos el número de células madre del folículo piloso disminuye, así como la capacidad de regeneración capilar".

Foto: Foto: iStock.

Y aconseja: "La dieta buena para el pelo coincide con la dieta saludable, variada, rica en los antioxidantes que están en las verduras y frutas, tomando proteínas que procedan de frutos secos y legumbres, y controlando los niveles de hierro". En cuanto al tratamiento, "la clave es hacer primero un buen diagnóstico. Las alopecias hormonales las tratamos con fármacos antiandrogénicos o plasma rico en plaquetas; las inmunológicas, con corticoides, y las producidas por un efluvio las manejamos con vitaminas".

Obesidad
El redactor recomienda