Cinco beneficios que convierten el vinagre de manzana en imprescindible
  1. Nutrición
No puede faltar en tu cocina

Cinco beneficios que convierten el vinagre de manzana en imprescindible

Es el ácido acético más comercializado en el mundo de la salud natural y un viejo conocido de los remedios caseros

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Se incluye en las dietas para perder peso por sus propiedades adelgazantes, contribuye a la reducción de los niveles de colesterol y azúcar en sangre, y es eficaz en la lucha activa contra la diabetes. Pero ¿por qué es tan popular el vinagre de manzana?

1. Aporta ácido acético

La elaboración del vinagre tiene un gran parecido con la del alcohol y se hace en dos pasos, fundamentalmente. En el primero se mezclan las manzanas trituradas con la levadura, lo que hace que los azúcares se fermenten y se conviertan en alcohol. Y después, se añaden bacterias que fermentan este y lo convierten en ácido acético (suelen tener entre un 5% y un 6%), el compuesto activo principal del vinagre y responsable de su sabor y olor.

El vinagre de manzana inhibe el crecimiento de las bacterias en los alimentos


Aporta una pequeña cantidad de potasio y contiene aminoácidos y antioxidantes. Los polifenoles, micronutrientes y otros compuestos bioactivos hacen que tenga propiedades antimicrobianas, antidiabéticas y antioxidantes, además de ser un aliado contra la obesidad y un antihipertensivo. Así se desprende de un trabajo del Centro Nacional de Información Biotecnológica estadounidense, que afirma que este ácido es el responsable de los beneficios del vinagre.

2. Eficaz contra las bacterias

Su solución química se ha utilizado desde hace mucho tiempo en productos de limpieza y desinfección. Y también contra los hongos que aparecen en las uñas, los piojos, las verrugas o las infecciones del oído. Sin embargo, su uso se remonta veinte siglos atrás, cuando Hipócrates, considerado el padre de la medicina moderna, lo empezó a usar para limpiar las heridas. Actualmente, sus propiedades antimicrobianas han sido respaldas por algunos trabajos de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos de Medicina.

En este contexto, es un conservante de alimentos muy eficaz, según un análisis del Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos, que afirma que inhibe el crecimiento de las bacterias en los alimentos y evita que se dañen.

3. Combate el azúcar en sangre y la diabetes

La diabetes tipo 2 provoca altos niveles de azúcar en sangre que pueden darse por distintos motivos, desde la resistencia a la insulina hasta la incapacidad para producirla. Sin embargo, el azúcar alto en la sangre también puede presentarse en personas que no tienen diabetes, provocando un envejecimiento más rápido y aumentando el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Para evitar que suban los niveles de azúcar en sangre es bueno evitar los carbohidratos refinados y el azúcar, y para eso el vinagre de manzana es de gran utilidad. Entre sus puntos fuertes destacan: su mejora de la sensibilidad a la insulina tras una comida alta en carbohidratos, la reducción del azúcar en la sangre un 34% después de comer 50 gramos de pan blanco, y un 4% si tomamos dos cucharadas de vinagre de manzana por la noche, antes de irnos a dormir.

Ayuda a adelgazar, ya que aumenta la saciedad y evita que tengamos ganas de comer


4. Sirve para perder peso

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los avances de la European Journal of Clinical Nutrition muestran que el vinagre de manzana puede ayudar a adelgazar, aumentando la saciedad y haciendo que tengamos menos ganas de comer, con lo que ingerimos menos calorías y perdemos peso.

Si incluimos el vinagre de manzana en una comida rica en carbohidratos, podemos tener la sensación de estar llenos sin necesidad de haber comido mucho, por lo que al final del día habremos ingerido entre 200 y 275 calorías menos. Pero, eso sí, hay que combinarlo con una dieta saludable y un estilo de vida activo.

En un grupo de 175 personas con obesidad, el consumo diario de vinagre de manzana redujo la grasa abdominal, disminuyendo su peso entre 1,2 y 1,7 kilogramos (dependiendo de la cantidad tomada, 12 o 30 ml, respectivamente).

5. Reduce los niveles de colesterol

Entre sus fortalezas, según un estudio de BMC Medicine, está la de limitar los factores de riesgo de las enfermedades cardiacas y los problemas renales. Por lo que es útil si queremos cuidar la salud cardiovascular, un aspecto bastante relevante si tenemos en cuenta que las enfermedades relacionadas con el corazón suponen la principal causa de muerte a nivel mundial.

Además, ayuda a reducir los niveles de colesterol, triglicéridos y la presión arterial. En esta misma línea, un trabajo de la Universidad de Harvard muestra que las mujeres que comieron ensaladas con aderezos de vinagre tuvieron menos riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca.

Obesidad Colesterol Azúcar
El redactor recomienda