Menú
Radiografía de la salud sexual en España: queda mucho por hacer
  1. Bienestar
Día Europeo

Radiografía de la salud sexual en España: queda mucho por hacer

Los expertos coinciden en señalar el desconocimiento como uno de los enemigos más peligrosos y urgen más formación en educación sexual

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hoy se conmemora el Día de los Enamorados, pero también uno de los días más importantes y con menos avances: el Día Europeo de la Salud Sexual. Es una iniciativa de la Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA), que se lleva celebrando desde el año 2003 y que tiene como objetivo principal concienciar a todos, tanto hombres como mujeres, de la necesidad de tener unos hábitos sexuales saludables.

Foto: Foto: iStock.

El Confidencial habla con dos expertos para hacer un balance sobre la situación de la salud sexual en España: François Peinado Ibarra, urólogo especializado en medicina sexual y experto en enfermedad de La Peyronie, disfunción eréctil y cirugía de pene, y Rafael San Román, psicólogo especializado en salud sexual del centro Ifeel.

La salud sexual en España: errores más cometidos

El desconocimiento y la falta de educación sexual de parte de la población son algunos de los motivos por los que el doctor Peinado califica de “deficiente” la salud sexual en España. “La mayoría de los jóvenes aprenden por comentarios de amigos, por lo que ven las redes sociales o la televisión; la pornografía se ha convertido en un factor negativo de aprendizaje por todas las connotaciones que conlleva. Hay mucho por mejorar en ese aspecto”, asevera el urólogo.

“El mayor error es la falta de conocimiento sobre la salud sexual y sobre las enfermedades de transmisión sexual. Se deberían hacer campañas más frecuentes y en los colegios y universidades. También el paciente debería acudir al médico antes para solventar sus problemas sexuales. Hay mucha gente que acude o demasiado tarde o nunca acude”, agrega el experto.

"Es tan malo vivir aterrados por las ITS como vivir la salud sexual negando totalmente su relevancia", apunta el psicólogo

De acuerdo con el doctor Peinado, San Román se refiere también al desconocimiento o a la mala utilización de la información como errores comunes en la salud sexual actual. El primer error, en palabras del psicólogo, sería sencillo de explicar y se refiere al momento en el que alguien “no sabe que haciendo tal cosa puede contraer tal infección de transmisión sexual (ITS)”.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sin embargo, la mala utilización de la información es más compleja de explicar porque, como explica San Román, se puede tener el conocimiento y a la vez creer que eres invulnerable. “Una invulnerabilidad basada en sesgos que nada tienen que ver con la forma en la que funcionan de verdad las ITS, que no entienden de sociología ni de moral”, sostiene el experto. Es decir, “un error muy grave es utilizar rígidamente los prejuicios como una medida de prevención, como si las ITS fueran más o menos probables con personas que tienen un aspecto determinado o pertenecen a un grupo social determinado”, concluye. En esta línea, el psicólogo asegura que es tan malo “vivir aterrados por un apocalipsis permanente de ITS como vivir la salud sexual negando totalmente la relevancia de las ITS, minimizándola exageradamente, como si diera igual tenerlas que no tenerlas”.

Las ITS, cada vez más frecuentes

Las ITS siguen aumentando a nivel mundial de forma exponencial. “Se ha perdido el miedo al sida porque la enfermedad se ha cronificado con los tratamientos y además se dispone de tratamientos preventivos para evitar la infección. Esto supone que las personas tengan más relaciones sexuales sin preservativos y por ello la probabilidad de ser contagiado por otras ITS es mucho más alta”, explica el doctor Peinado.

Por otro lado, prosigue, las relaciones de los jóvenes han cambiado en los últimos años. “Muchos tienen relaciones periódicas y con cambios de parejas cada 3-4 semanas, lo que significa que, si están infectados y no lo saben, pueden contagiar a las siguientes parejas. También muchas personas tienen múltiples parejas, con lo que la posible transmisión de ITS es mucho más alta”, añade el doctor.

Foto: Foto: Unsplash/@tjump.

El doctor Peinado señala que actualmente las ITS más frecuentes son la chlamydia y el gonococo. “Lo más importante es hacerse un chequeo periódico; en las mujeres menores de 25 años se tiene que hacer cribado si ya han tenido varias relaciones sexuales. El problema es que no hay información sobre las mismas y en los propios colegios o universidades no se informa correctamente. Por otro lado, los médicos generales no están concienciados de ello en muchas ocasiones”, lamenta el doctor.

¿El resultado final? Que no se diagnostica una gran parte de estas infecciones. “La sífilis está elevando su frecuencia también. En general, todas sufren aumentos consecutivos. El HPV es la infección más frecuente y por la que la mayoría de nosotros va a tener contacto”, opina el urólogo. Aunque pueda parecer que el aumento de las citas por internet haya influido en este aumento, el doctor Peinado especifica que “es el aumento de las relaciones, y no el canal, lo que ha hecho que crezca la probabilidad de contactos sexuales, por lo que aumenta la posibilidad de ITS”.

"No es bueno ir al sexo desde la ingenuidad y la mayor parte de las campañas oficiales de prevención maleducan", denuncia San Román

San Román insiste en que es importante que la población general entienda que “en cuanto salimos 'al terreno de juego', todos podemos tener cualquier tipo de ITS y que eso no nos hace peores personas, igual que el no haber tenido nunca o casi nunca una ITS no nos hace mejores, que el riesgo 0 no existe y que, por tanto, lo único que previene al 100% las ITS es la abstinencia sexual (que, cuando es indeseada y se basa en el miedo, quizá evite todas las ITS, pero desde luego no genera salud sexual completa), de este modo, tener contacto con una persona ya nos expone y eso es natural, no podemos poner puertas al campo”.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Y añade: “No es bueno ir al sexo desde la ingenuidad, y desgraciadamente la mayor parte de las campañas oficiales de prevención maleducan, porque centran su mensaje en el miedo y la culpa, y transmiten la idea ingenua de que uno puede tener relaciones sexuales (con diferentes parejas) y prevenir al 100% las ITS y eso, sencillamente, no es verdad”.

Impacto de la pandemia en las relaciones

La frecuencia de las relaciones sexuales depende de la franja de edad y lógicamente es mucho más frecuente en los jóvenes y recién casados o con parejas. “Cada decenio va declinando porque la convivencia, los hijos, el trabajo y el propio aburrimiento hacen que disminuyan esas relaciones”, afirma el doctor Peinado. Además, el experto insiste en que el coronavirus ha hecho que la frecuencia de las relaciones sexuales esté en números rojos. “Lo vemos en nuestras consultas. Mucha gente que tenía otras relaciones no ha podido tenerlas y el miedo generalizado a contagiarse es el factor determinante. Lo que hemos vivido nunca había pasado y el sexo ha pasado a un segundo plano para muchas parejas”, añade.

Por otro lado, el urólogo, que coordinó uno de los estudios internacionales más famosos sobre el impacto del coronavirus en las relaciones sexuales, apunta que “la pandemia ha sido un gran condicionante en la reducción de relaciones sexuales. El miedo al contagio, la imposibilidad de socializar, la reclusión en el hogar con los hijos, etc, han causado una alteración del número de relaciones. El miedo a perder el trabajo o el propio estrés también han afectado a una gran parte de la población, que ha notado un descenso de la libido. El número de divorcios se ha multiplicado”, asegura.

"Una mujer está más concienciada sobre tener revisiones periódicas, los hombres tienen menos cultura de revisión", cuenta el doctor Peinado

En este trabajo, el doctor Peinado y su equipo exploraron el impacto de la pandemia en el comportamiento sexual en la población de tres países diferentes, Irán, Italia y España, desde la perspectiva de cada país, destacando que había cambiado radicalmente la forma de vida en todo el mundo, obligando a la población a quedarse en casa y cambiando radicalmente las relaciones interpersonales y de pareja.

Pero la pandemia no solo ha tenido un impacto directo en las relaciones sexuales, sino que se ha producido un aumento vertiginoso del consumo de pornografía. “El hecho de estar más en casa con el teletrabajo ha aumentado su consumo. Al final es tener tiempo y cierto grado de intimidad para buscar momentos para desconectar. Si no se tiene una pareja activa o se está solo, estar en casa ha favorecido la masturbación junto a la utilización de la pornografía. Las gráficas de consumo de la misma han sido muy importantes”, relata el doctor Peinado.

Revisiones periódicas, la clave

Hemos interiorizado acudir a ciertos especialistas (urólogo/ginecólogo) solo cuando tenemos un problema, pero no tenemos cultura de 'ir a revisiones', por eso preguntamos al doctor Peinado cuándo debemos acudir a ellas. “Una mujer está más concienciada sobre tener revisiones periódicas y desde joven acude a un ginecólogo. Los hombres tienen menos cultura de revisión. En los hombres lo más importante es empezar a revisarse a los 50 años para estudiar el cáncer de próstata o el cáncer de colon, entre otros”, sostiene el experto.

Las patologías más comunes en hombres, según el doctor Peinado, son la disfunción eréctil, que cada vez es más frecuente en jóvenes, la enfermedad de La Peyronie o curvatura del pene en erección, la baja libido o deseo sexual y el deseo de alargamiento del pene junto a la cirugía cosmética del pene. También todos los problemas de próstata, como son la hiperplasia o el cáncer de próstata.

Foto: Foto: iStock.

Concretamente, si hablamos de la disfunción eréctil, un alto porcentaje de la población masculina la padece sobre todo a partir de los 40 años. “Dado que la disfunción eréctil está asociada a los problemas cardiovasculares como la hipertensión, la diabetes o el colesterol elevado, su frecuencia va aumentando con el envejecimiento de los hombres”, explica el urólogo.

La disfunción eréctil es un predictor cardiovascular y los pacientes acuden antes a ellos en muchas ocasiones. “Por ello, a muchos de nuestros pacientes los remitimos al cardiólogo para realizarse un chequeo con el objetivo de descartar enfermedades silentes”, relata el doctor Peinado.

Consejos para mantener una buena salud sexual

El doctor Peinado nos ofrece cinco consejos para mantener una buena salud sexual desde el plano físico:

  • Lo primero es tener una vida sana porque repercute directamente sobre la calidad de las erecciones.
  • La prevención y revisión en función de la edad es un factor crítico. Ahora disponemos de tratamientos muy eficaces para resolver la mayoría de las patologías.
  • Tener una vida sexual activa es un pilar básico de la felicidad del ser humano.
  • La dieta mediterránea es un elemento clave porque se ha demostrado que los pacientes con dietas sanas tienen mejores erecciones
  • El abandono del tabaco, el consumo moderado de alcohol y una actividad física regular es otro pilar de una buena salud sexual.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Por su parte, el psicólogo San Román nos da algunas claves para mantener una buena salud sexual desde el plano psicológico:

  • Conocer en profundidad nuestros gustos y necesidades sexuales.
  • Tomarnos en serio la satisfacción de nuestros gustos y necesidades sexuales. Invertir en ello. No considerar que una buena salud sexual es un capricho, algo frívolo o algo prescindible.
  • No entender la salud sexual solo como la prevención de ITS o embarazos no deseados. La salud sexual también implica las otras funciones del sexo: placer, comunicación, afecto.
  • Cultivar nuestra asertividad en el sexo, la capacidad para expresar nuestros gustos y necesidades, y poner límites a otras personas si nos sentimos invadidos o no deseamos hacer algo.
  • Tener la mente abierta. Nuestros gustos y necesidades cambian con el tiempo.

Hoy se conmemora el Día de los Enamorados, pero también uno de los días más importantes y con menos avances: el Día Europeo de la Salud Sexual. Es una iniciativa de la Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA), que se lleva celebrando desde el año 2003 y que tiene como objetivo principal concienciar a todos, tanto hombres como mujeres, de la necesidad de tener unos hábitos sexuales saludables.

Salud Noadex
El redactor recomienda